sábado, 21 de noviembre de 2015

Arrivederci, Venezia!

The St. Regis Venice San Clemente Palace Hotel*

Antes de empezar con este post, me gustaría pediros disculpa por mi ausencia estos más de 6 meses pero han sido meses de mucho trabajo y muchas vivencias que compartiré con ustedes en este post. Espero que me perdonen. A partir de ahora intentaré mantener el blog al día, publicando deliciosas recetas, escribiendo post sobre cosas retro y demás. 

Como muchos de ustedes sabrán, a principios de año me trasladé a Inglaterra, más concretamente a Cambridge, para buscar trabajo como pastelera. Estuve allí más de tres meses haciendo multitud de entrevistas y pruebas en diferentes pastelerías tanto en Cambridge como en Londres, incluido los famosos almacenes de lujo Harrods, cuya sección de pastelería es, directamente, increíble para todos los sentidos. Sin embargo, la cosa no cuajaba, los sitios que me gustaban y que me ofrecían unas condiciones más o menos decentes no me llamaban y los sitios que me me ofrecían un puesto de trabajo no me gustaron (las condiciones higiénicas de varios sitios dejaban mucho que desear) o me ofrecían sueldos irrisorios que hacían imposible el poder vivir en Londres. Así que, a mediados de Marzo y a punto de tirar la toalla, me contactó el pastelero del St. Regis de Venecia* que había visto mi perfil en LinkedIn, para ver si estaba interesada en trabajar allí. En menos de 5 días, el puesto era mío, las condiciones eran mucho mejores que las que me habían ofrecido en muchos sitios en Londres y tendría la oportunidad de trabajar para un St. Regis (de la cadena Starwood), la misma cadena donde trabaja uno de mis chef pasteleros favoritos, Antonio Bachour, el chef pastelero del St. Regis Bal Habour de Miami. Además, mi hermana mediana vive cerca de Venecia, por lo que estaría cerca de ella y de mi cuñado. Curiosamente, cuando ya había dicho que sí a esta oferta de trabajo y tenía mis billetes comprados y todo, me llamaron de Harrods ofreciéndome el puesto de trabajo, después de casi un mes de haber hecho la prueba... Are you kidding me??? Cosas de la vida, que no para de sorprenderme. Así que espero, si vuelvo a UK, tener la opción de poder trabajar allí, pero ya veremos...

Los encantos de Venecia

Pues nada, a finales de Marzo me trasladé a Venecia, concretamente a la Isola di San Clemente, donde viviría y trabajaría durante más de 6 meses y sin tener ni idea de italiano. Obviamente el principio fue muy duro, no conocía a nadie, compartía la habitación con otras dos chicas (que al final se han convertido en dos de mis mejores amigas), todo era nuevo y muy diferente a otros sitios donde había trabajado. Por suerte, mis compañeros en la pastelería eran un argentino y un colombiano así que el tema idioma no supuso un problema, con el resto del equipo de cocina hablaba en inglés o, directamente, en signos jajaja (a pesar de estar casi 8 meses allí, no he aprendido italiano, lo entiendo pero "non lo parlo bene"). Los que hayan trabajado en hoteles que abren por temporadas sabrán que no resulta fácil el "abrir" un hotel después de haber estado cerrado 5/6 meses, supuso mucho trabajo, había mucha desorganización en todos los departamentos y tuve la sensación de trabajar a ciegas, como improvisando, algo que no me gusta mucho ya que soy muy estricta en cuanto al tema organización y no me gustan para nada las sorpresas, cosa que sucedía muy a menudo en este hotel...

Una de las tartas de boda que he hecho estos meses, el paisaje es incomparable...

En general, a pesar de no haber aprendido muchas nuevas recetas, ni nuevas técnicas de pastelería, es cierto que esta experiencia me ha servido para  crecer profesionalmente en otros aspectos que seguro me ayudarán en un futuro. Todo el tema de la organización no solo de las materias primas, mantenimiento de los postres y tartas que hacíamos y demás sino organizar y crear postres para eventos, para el desayuno, etc. También, me hice cargo del diseño y creación de las tartas de bodas por lo que cogido practica en el forrado y diseño de tartas fondant, cosa que no hacía desde hace mucho tiempo. También estuve trabajando en el restaurante del hotel, cosa que no me gusta mucho ya que la pastelería de restaurante no es lo mío, pero salí airosa en más de una ocasión y eso que no era mi partida ya que era la responsable de los desayunos y eventos. Como resultado de mi arduo trabajo a los 2 meses de empezar me ascendieron de Ayudante de Pastelería a Jefa de Partida (Pastry Chef de Partie) y, al final, aunque no lo ponga en un papel, en muchas ocasiones ejercí como Chef Pastelera, directamente. 

Venecia de noche. Ver la Plaza San Marcos casi vacía no tiene precio

Lo más gratificante de haber trabajado en el St. Regis de Venecia* fue toda la gente que conocí allí, especialmente mis compañeras de habitación. Han sido meses de mucho trabajo (normalmente mis jornadas eran de 12/14 horas y, cuando había eventos, de más de 16 horas) pero también de mucha diversión y fiesta, tengo que confesar que he subsistido en muchas ocasiones gracias al maravilloso café italiano jajaja. El vivir en una isla en medio de la laguna veneciana no es fácil, en ocasiones te daba la sensación de vivir en Alcatraz directamente por muy maravillosa que resultara, así que siempre que podía me iba a Venecia, especialmente por la noche. Venecia de noche es algo único y maravilloso, todo lo contrario que en pleno día que puede resultar una auténtica pesadilla con todos los turistas, con sus selfie sticks y que van como abobonados por todos los lados, en más de una ocasión deseaba liarme a mamporro limpio con más de uno, especialmente en el Puente de los Suspiros... Uf!!!

Visita del Chef Pastelero Antonio Bachour

Otra cosa que nunca olvidaré, será el día en el Chef Pastelero Antonio Bachour visitó nuestro hotel después de haberle escrito en su Facebook cuando vi que andaba por Venecia. Uno de los mejores días de mi vida, directamente. Antonio Bachour no solo resulta ser un gran profesional de la pastelería sino también es una bellísima persona. Estuvimos hablando de todo un poco, de mi carrera profesional, mi experiencia en Bubó, ya que es muy amigo del Chef Carles Mampel, de lo que me gustaría hacer en un futuro y también probó las cosas que hacía en el hotel. Por supuesto, le dije que una de las razones principales de trabajar allí era porque se trataba de un St Regis y que lo vi como una buena oportunidad para poder trabajar con él en un futuro. Así que, sin habérselo preguntando, me ofreció la opción de poder trabajar con él en su nueva pastelería que piensa abrir a finales de año en Miami. Todavía hay mucho que concretar y arreglar, sobre todo, el tema papeles para poder trabajar en USA, pero ya sólo el habérmelo ofrecido sin apenas conocerme te dice la clase persona que es. 

Mis amigos y compis, lo mejor de Venecia

Pues eso, el haber trabajado estos meses en Venecia ha sido toda una experiencia con sus cosas buenas y malas, como todo, y que nunca olvidaré. Especialmente echaré de menos el Spritz, la burrata, las pizzas del Antico Forno, el Hard Rock Cafe (nuestro restaurante insignia estos meses), la zona de copas del "Il Muro" por el Rialto, el Campo Santa Margarita y, por supuesto, a toda la gente maravillosa que he conocido y que espero poder encontrarme de nuevo en un futuro no muy lejano. No sé si volveré el año que viene a Venecia pero lo que si está claro que siempre habrá un poco de Venecia en mi corazón. 


¿Y ahora qué? Se preguntarán. Pues ahora toca descansar, pasar la Navidad en familia y, aquí va la sorpresa que os mencioné en Facebook, irme a Nueva York de vacaciones :-D Del 1 al 11 de Diciembre estaré en la Gran Manzana. Por fin podré hacer la ruta pastelera que tengo diseñada desde hace años, ver y probar los cupcakes de Magnolia Bakery, comer un brunch en Clinton St. Baking Company así como ver el Empire State, el Rockefeller Center decorado de navidad y asistiré al espectáculo navideño de las Rockettes en el Radio City Hall (Radio City Christmas Spectacular).¡Estoy que no me lo creo todavía! Por supuesto, haré muchas fotos y, a mi llegada, haré un amplísimo post contándolo todo con pelo y señales. 

*Nota explicativa: Actualmente, el San Clemente Palace Hotel ha dejado de ser St. Regis. Starwood no renovó el contrato que tenía con el propietario y desde 1 de Noviembre la administración la lleva la cadena alemana de hoteles de lujo Kempinski.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails