domingo, 30 de mayo de 2010

Bodas al más estilo Retro


Gracias a internet he encontrado un montón de ideas para hacer realidad la boda de mis sueños... una boda al más estilo retro, invocando la esencia de los años 40, 50 ó 60. A continuación, os doy una serie de pautas sencilla para planificar tu boda al más estilo retro donde debes prestar especial atención a los detalles:

- Contratar un fotomatón (Photo Booth). Es lo último en Estados Unidos y me parece una idea súper original y divertida, ya que se presta a la espontaneidad. Si además ponemos disfraces, máscaras o demás elementos divertidos (como chisteras, bigotes, coronas de papel,...), no sólo hará la delicia de los niños sino también de los adultos, que algunas veces somos peores que los propios niños...


Otra opción, mucho más económica y accesible, es poner un fondo (ya sea alguna tela estampada o un papel pintado) para que los invitados se hagan fotos. Otra opción es construir tu propio Wall Photo Booth, AQUÍ puedes encontrarás más información al respecto.

- Libro de Visitas: Poner el libro de visitas para sus invitados escriban sus deseos con alguna pluma antigua y algunas fotos antiguas de la infancia.

- Personalizar los elementos del menú y las invitaciones con un diseño retro: En Estados Unidos puedes encontrar un montón de empresas gráficas que personalizan desde las invitaciones, hasta las servilletas con elementos muy retro y elegantes.



- El Menú: Por qué no arriesgarse y hacer un menú fuera de lo común con comida tradicional tipo Dinner de los 50's (hamburguesas, perritos, patatas fritas,...) También, como postre, podemos incluir en el menú chocolatinas y demás dulces que recuerden a la infancia y evoquen tiempos pasados. Siguiendo esta idea, por qué no hacer un buffet de pasteles tradicionales, otro con galletas o chuches y, por último, uno con bebidas como limonada casera, refrescos y helados. No te limites con la típica tarta de boda de merengue, personalizada con los elementos y los colores de tu boda o porque no poner un torre de deliciosos cupcakes...




- Música: Si tienes la ocasión, contrata una banda de swing o jazz que cante canciones clásicas. de la época que hayas elegido. Otra opción, más económica y accesible, es seleccionar tus canciones preferidas de la época y que el DJ las pongan en la pista del baile. Y, por supuesto, por qué no hacer un cd-mp3 como recuerdo para tus invitados con estas mismas canciones.


- Contratar a un buen fotógrafo: Ya sé que esto es muy difícil pero en internet puedes encontrar un montón de páginas de fotógrafos que están especializados en captar bodas retro y que destacan por su estilo sencillo y, sobre todo, espontáneo. Exige a tu fotógrafo que intente hacer algo parecido ya que las fotos perdurarán para siempre, a parte de tus recuerdos. Realmente, hay cosas muy bonitas y únicas...




- El Traje de los Novios: Por último, pero no menos importante, el traje de los novios. El novio puede darle un toque retro añadiendo un sombrero o corbata tipo Mad Men. Respecto a la novia, hay un montón de páginas donde encontrarás un multitud de ideas, vestidos, tocados, zapatos y demás accesorios retro. Actualmente, me encantan los vestidos de novia a media pierna con la falda almidonada y que se puedan ver los zapatos.



Más Informacion | The 50's Style Wedding Blog - The Wedding Chicks - Martha Stewart Weddings - The Party Dress - Project Wedding - Retro Wedding by the knot - Wedding Things
- Y algo azul (blog recién descubierto, totalmente recomendable para "novias poco convenciales")

domingo, 23 de mayo de 2010

Rosemary Clooney


Tal día como hoy, Rosemary Clooney hubiera cumplido 82 años. Desde este pequeño blog, me gustaría hacer un homenaje a una de mis cantantes favoritas.

Aunque la mayoría de ustedes la conocerá por ser la tía de George Clooney, Rosemary fue de una de las cantantes y actrices más populares de los años 50. Canciones como "Come on-a my house", "Hey there" o su majestuosa interpretación de "Mambo Italiano", la hicieron éxito de ventas y una de las más repetadas del panorama del jazz y el swing. También hizo algunas películas en la época dorada de Hollywood, destacando la mágica y clásica película "White Christmas", junto con Bing Crosby.

Rosemary
Clooney, nació el 23 de mayo de 1928, en Maysville, Estados Unidos. Su interés por la música se inició a muy temprana edad, cuando cantaba junto con su hermana menor, Betty, en una estación de radio de Cincinnati y en 1945 entraron a la Tony Pastor´s Orchestra, con la que hicieron su debut en Atlantic City en 1947.
Posteriormente, Betty y Rosemary se trasladaron a Nueva York, donde se dedicaron a cantar algunas veces en radio y en los programas iniciales de la televisión. En 1950, Rosemary firmó con Columbia y consiguió varios éxitos, entre los que se encuentran canciones como "You're Just in Love", "Beautiful Brown Eyes", "Half As Much" y "Hey There", "Come on-A My House" y "If Teardrops Were Pennies". Consiguió 13 éxitos dentro del Top 40 durante esa década, incluyendo duetos con Guy Mitchell y Marlene Dietrich.

Rosie tuvo su propio `show´ televisivo e incluso Hollywood llamó a su puerta, para que participara junto a Bing Crosby y Danny Kaye en algunas comedias musicales, siendo la más célebre el filme de Michael Curtiz "White Christmas" (1954). A raíz de esta película, surgió una especial amistad entre Rosie y Crosby que dió lugar a numerosas colaboraciones musicales y a la publicación de discos, como "Fancy Meeting You Here".

En 1952, firmó contrato con Paramount Pictures y al año siguiente contrajo nupcias, con el actor puertorriqueño José Ferrer, ganador de un Oscar y director de cine. Tres años después nació su primer hijo, Miguel, y siguieron en rápida sucesión otros cuatro: María, Gabriel, Monsita y Rafael.

Con la orquesta del trompetista Harry James, grabó los discos "The best of Hollywood" y "Blue Rose", su obra más conseguida. Por esa época, sacó un disco con la orquesta de Duke Ellington que pudo ser memorable si la Columbia no hubiese manipulado las cintas para sobreponer la voz de Rosemary a grabaciones preexistentes de dicha banda.

A continuación, Rosemary trabajó en algunos programas de televisión pero la revolución del Rock y su decisión de dedicarle más tiempo a su familia conllevaron su semi-retiro. En 1961, se separó de Ferrer y después de una reconciliación de tres años, se divorció en 1967.

Durante los años precedentes consumía pastillas para aplacar la pena y continuar con su vida de artista y de madre, situación que le ocasionó un aumento de peso de hasta 27 kilogramos. Aquellos fueron años en los que la artista luchó por encontrar la fama perdida y en los que batalló con los fantasmas de las drogas y el alcohol, según ella misma reconoció en su autobiografía, publicada en 1977.

Luego de someterse a un largo tratamiento psicológico, volvió a cantar, y en la Navidad de 1975 lo hizo al lado de Bing Crosby, con quien realizó una gira por Chicago, Nueva York y Londres. Recibió ofertas de contrato y siguió cantando. En la década de los 90, vio su renacer como cantante después de la publicación de varios recopilatorios, con viejas y conocidas canciones y su aparición, junto a su sobrino George Clooney, en la serie "Urgencias" en el episodio 2 de la Primera Temporada.

Para 1996, Clooney contrajo matrimonio por segunda vez, con el bailarín de Hollywood Dante DiPaolo, con el que salía desde antes de conocer a su primer marido. En el año 2000 publica su segunda autobiografía titulada “Girl singer”.

A principios de 2002 fue hospitalizada a causa de una recaída de cáncer pulmonar, que padecía desde años atrás y por el que había sido sometida a una delicada operación, de la cual no se pudo recuperar. Así, Rosemary Clooney, quien fue galardonada con un Premio Grammy por sus más de seis décadas dedicadas a la música, falleció en su casa de Beverly Hills, California, el 29 junio de 2002.

Actualmente, siguen publicándose todos los años discos recopilatorios con todas sus canciones y en 2003 Bette Midler le hizo un pequeño homenaje publicando un disco versionando sus canciones más conocidas (Bette Midler Sings the Rosemary Clooney Songbook), totalmente recomendable.

Por último, me gustaría dejaros con una actuación única y con dos de mis cantantes favoritos, Rosie con Dean Martin... ¡Irrepetible!


domingo, 16 de mayo de 2010

RECETA - Chocolate Cherry Coma Cookies

La receta de estas Galletas de Chocolate con Cerezas, la conseguí gracias a Arantza a través de su fantástico blog "Sirope de Arce". Estas galletas las hice antes de venirme para Cambridge, cuando vi la receta y las deliciosas fotos de Arantza, no pude resisitirme a hacerlas. Os recomiendo encarecidamente que las hagáis, son una delicia del cielo o el infierno, según se mire ;-) (Podéis ver la receta original AQUÍ)

INGREDIENTES
(para 3 docenas de galletas). Podéis congelar la masa en un rulo, pero yo las hice todas de una tanda y a los 3 días ya no quedaban ni las migas...

- 1 taza y 3/4 de harina blanca.
- 1 taza y 1/4 de puro cacao en polvo.
- 1 taza y 1/2 de chocolate de buena calidad, cortado en pedazos.
- 2 cucharadas de té de bicarbonato
- 1/4 de cucharada de té de sal
- 1 taza y 1/4 de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente.
- 1 taza y 1/4 de azúcar blanco
- 3/4 de taza de azúcar moreno natural o mascabado
- 2 huevos grandes, a temperatura ambiente
- 1/4 de cucharada de té de extracto natural de vainilla
- 1 taza 1/2 de cerezas secas naturales, sin azúcar

ELABORACION


1. Precalentar el horno a 185º. Cubrir dos bandejas de horno con papel de hornear.

2. En un bol, tamizar la harina, el cacao en polvo, el bicarbonato y la sal. Mezclar.

3. En otro bol aparte, con una cuchara de madera, batir bien la mantequilla y el azúcar hasta que estén cremosos y de un color blancuzco. Añadir los huevos y la vainilla, seguir batiendo vigorosamente hasta que todo esté bien mezclado.

4. Incorporar los ingredientes secos (harina, cacao, etc.). Batir hasta que desaparezcan en la mezcla. No es necesario batir demasiado tiempo. Al final, incorporar los pedazos de chocolate y las cerezas secas con una espátula, con el menor número de vueltas posible.

5. Si queréis congelar la mitad de la masa, éste es el momento: podéis utilizar un rollo de cartón de los de papel de cocina, cuando se ha terminado, cortado a lo largo, envolver la masa en plástico transparente y meterla en el rollo de cartón, que servirá como molde de congelación. Cuando queráis hacer galletas, no tendréis más que cortar rebanadas de masa con un cuchillo. Dejar que la masa se descongele completamente antes de hornear.

6. Con una cuchara de helado, formar bolas de masa del tamaño de una nuez, separadas unos dos centímetros unas de otras. Bajar la temperatura del horno a 180º y hornear hasta que el centro se haya hinchado ligeramente y se formen grietas en la superficie de las galletas, de 9 a 11 minutos.

7. Dejar enfriar sobre una rejilla. Conservar en una recipiente hermético hasta un semana. (aunque lo más seguro que se terminen antes de esa fecha) Yo las guarde en una de mis cajas preferidas, ya que tiene unos preciosos dibujos retro de Navidad que me encantan...


Lo mejor al hacer estas galletas es ver a mi sobrina rebañar el bol... ¡Cuánto la echo de menos!

domingo, 9 de mayo de 2010

Un día en Londres


El sábado pasado hice una pequeña excursión a Londres cuyo principal objetivo, a parte de disfrutar de esta gran ciudad, era conocer "The Hummingbird Bakery" y "Primrose Bakery".


La primera visita fue para la pastelería "The Hummingbird Bakery" que se encuentra en el famosa calle de Portobello Road, que como era sábado estaba muy animada. Estuve casi tres horas recorriendo los diferentes puestos y disfrutando de las tiendas de antigüedades que había, tales como:



- Alice's, donde había unos preciosos recipientes retro de hojalata.
- Cath Kidston, donde me compré unas bonitas zapatillas verde menta con pequeños puntitos blancos.



Respecto a "The Hummingbird Bakery", me asombró lo pequeño que era el local y la cocina donde se elaboran los cupcakes. Estaba a rebozar de gente y los empleados no daban abasto a pesar de ser un montón. En la tienda puedes comprar el "cookbook" con todas las recetas de los cupcakes y los otros pasteles y dulces que elaboran. Como habréis adivinado, no pude resistirme y ya lo tengo en mi poder.



Probé el cupcake "Red Velvet" y el "Chocolate Sponge with Chocolate Frosting". Realmente, los dos estaban deliciosos y bastante esponjosos. Me sorprendió el dulce sabor de la crema de queso de los Red Velvet... ¡Buenísimo! Por cierto, como dato curioso los precios son diferentes si te tomas el cupcakes inside u outside, siendo más barato pedirlo para tomar fuera. Los cupcakes vienen presentados en una preciosas cajitas de cupcakes bellamente diseñadas acorde con el logo y los colores de la pastelería.

A continuación, cogí el metro dirección Covent Garden para para disfrutar de los cupcakes de "Primrose Bakery" de la calle Tavistock. Realmente, disfruté del mercado del Convent Garden ya que había mucho ambiente, con música en directo y sus tiendas son preciosas. Me sorprendió encontrarme con otra pastelería especializada en cupcakes y que tuviera una preciosa decoración con toques retro, Ella's Bakehouse. Lamentablemente, estaba tan llena de gente que no pude probar sus cupcakes, en mi próxima visita los probaré.


Después de perderme un par de veces, porque no daba con la dichosa calle de Tavistock, encontré, por fin, el toldo a rayas blanco y negro y la tienda de paredes amarillas, ya estaba en "Primrose Bakery". Me encantó su decoración, con colores pasteles, sillas y mesas retro y un precioso mostrador donde se exponen todos los cupcakes que hacen. Las dos chicas que me atendieron eran muy simpáticas y se quedaron asombradas conmigo por las preguntas que les hacía sobre los cupcakes y donde podía comprar los "cakestand" (los de porcelana verde) que tenían. Desgraciadamente, no pudieron ayudarme porque no lo sabían.



En esta ocasión me pedí un "milkshake" de vainilla (la maquina que tienen para hacerlos es una preciosa batidora retro) y dos cupcakes, el "Carrot Cupcake" y el "Lemon Cupcake". Los dos estaban deliciosos, aunque me gusto más el bizcocho del carrot cupcake y me encantó el buttercream de limón del otro. Otra de las cosas que me gusto de esta "bakery" es que disponen de una tiendecita donde puedes comprar cosas relacionadas con los cupcakes (elementos decorativos, tarjetas de felicitación,...) y, por supuesto, puedes comprar su "cookbook" y una preciosa bolsa de tela con el logo de la tienda. Ambas cosas, como habréis supuesto, no pude resistirme y me las compré ;-) Respecto al libro de recetas, deciros que es espectacular la cantidad de recetas que tiene y de variedad de cupcakes para hacer según la estación del año o la festividad. Próximamente, os hablaré de ambos cookbooks, tanto el "The Hummingbird Bakery" como el de "Primrose Bakery".



Como tenía el estómago lleno de cupcakes, necesitaba "quemarlos" dando un largo paseo. En primer lugar, fui hacia el Puente de Waterloo donde contemplé, desde la distancia, por un lado el Big Ben, las Casas del Parlamento y el London Eye y, por otro, St. Paul Cathedral y los rascacielos de Londres, como el Canary Warf y el Gherkin.


Después me dirigí hacia Trafalgar Square donde vi la Columna de Nelson, sus enormes leones, el Arco del Almirante, la National Gallery y, por supuesto, las nubes grises ;-)



A continuación, me fui a Picadilly Circus donde siempre me asombra la cantidad de gente que hay y recorrí toda la calle Picadilly hasta desembocar en Harrods. Durante este largo paseo descubrí una pastelería japonesa, vi una guagua anunciando el Musical "Wicked" que espero ver pronto, hice fotos al Ritz, al "Green Park" y al Wellington Arch.


Un vez estuve en Harrods, como podéis imaginar, disfrute como una niña pequeña con el precioso "Market Food" y la parte de electrodomésticos y menaje de cocina. Creo que creyeron que estaba loca porque hice fotos de todo, hasta de unas sillas ;-)


Aunque terminé exhausta, creo que aproveché el día y me dio tiempo a ver bastante cosas. Ya estoy planeando otra visita a Londres para finales de mayo ya que me gustaría ver las otras localizaciones de las pastelerías y ver algo más de Londres como sus museos y disfrutar de sus parques como el Hyde Park o el Kesington Garden y ver más de cerca el Big Ben, la Abadía de Westminster y el Buckingham Palace. ¿Me recomendáis algún sitio?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails